Publicado el por

“¿Qué ciencia puede tener el meter un objeto en un sobre o una caja?” es la pregunta que te podrías hacer al momento de comenzar a leer estas líneas y es que la respuesta es muy sencilla: lo metes, lo cierres ¡y listo! Pero esto no es verdad al 100% ya que como todo en la vida, el guardar un producto para envío dentro de un sobre o una caja tiene su chiste.

GuiaEmbalaje 1
Es por eso que nosotros pensamos un poco en ti y queremos hacer la vida mucho más sencilla para que cuando te decidas a hacer un envío lo puedas realizar como todo un profesional y así no tengas problema que se maltrata o se rompe el artículo que vas a enviar, así que presta mucha atención y échate una manita con nuestra guía.

Comencemos por el 1-2-3-4 del embalaje

Son cuatro pasos en los que debes poner toda tu atención al momento de realizar el embalaje de cualquier envío, revisémoslos de una forma súper sencilla de acuerdo a lo que te mostramos en la siguiente imagen:

1. Amortigua
Para que todo lo que envíes siempre llegue correctamente a su destino.
2. Empaqueta
Con un sobre o caja que resista el trayecto que va a recorrer.
3. Sella
Perfectamente para que no se abra durante el viaje.
4. Etiqueta
Para que la empresa de paquetería sepa dónde entregarlo.

 

Pon mucho ojo en….

Los aspectos del amortiguado y el sellado no tienen mucha ciencia. Si sigues las instrucciones que te acabamos de compartir seguro que no habrá pierde, pero de los cuatro puntos que acabas de ver hay dos en los que haremos especial énfasis: el empaquetado y el etiquetado, revisemos estos puntos de una vez.

En el caso del empacado

Comencemos conociendo cuáles son las más importantes formas de empacar cualquier artículo que vayas a enviar, para eso, presta atención a la siguiente tabla:

Sobres para envíos
 Guía de Embalaje - Sobres para envíos  -Sobres sencillos: se usan hasta para 60 hojas tamaño carta y un peso máximo de hasta 500 gramos.
– Sobres resistentes al agua: para objetos más grandes y un peso de hasta 2.5 kilogramos.
Cajas para envíos
 Guía de Embalaje - Cajas para envíos -Cajas pequeñas: utilizadas para enviar documentos pequeños, catálogos, carpetas, cintas o CD’s
-Cajas medianas: para documentos más voluminosos o libros
-Cajas grandes: ideales para piezas de maquinaria, documentos impresos.
Todas pueden cargar hasta 9 kilogramos
Tubos para envíos
 Guía de Embalaje - Tubos para envíos Resultan perfectos para artículos que se transportan mejor enrollados que doblados, como por ejemplo: dibujos, planos, fotografías, posters, etc.
El peso mínimo de envío es de 4 kgs y hasta 9 kgs.
Cajas de envíos internacionales
 Guía de Embalaje - Cajas para envíos internacionales Generalmente los artículos que se envían de forma internacional son mucho más voluminosos, para ellos existen estas cajas, en las que se pueden enviar de 10 y hasta 25 kilogramos. Cabe mencionar que sólo se puede mandar una sola pieza con este peso.

 

Si vas a enviar algún artículo delicado o especial revisa nuestra entrada con consejos para empacar artículos especiales.

¿Ya la viste muy bien? Pues entonces, vamos a conocer un poco más de los Do’s y los Dont’s al momento de empaquetar, ¡checa!

Do’s
Cajas nuevas de preferencia; en caso de que sea una usada asegúrate que los bordes no estén lastimados.
Si la caja indica que sólo aguantará 1 kilogramo, no coloques artículos que tengan más peso ¡no servirá!
Ya lo viste anteriormente, pero ¡no olvides amortiguarlo por todos lados! Tu artículo en el centro y alrededor cualquiera de los materiales que sirven para este fin.
Si vas a mandar líquidos, asegúrate que estos vayan perfectamente sellados.
Además de la etiqueta exterior, recuerda que nunca está de más que coloques otra etiqueta con el nombre y dirección del destinatario y remitente.
Don’ts
Si el objeto que vas a enviar es pequeño recuerda ponerlo en una caja dentro de otra, ¡nunca lo dejes suelto!
Para el sellado de la caja en ningún momento se te ocurra usar cinta de celofán, de papel, de aislar o poner alguna cuerda, siempre debe ser cinta apropiada para embalar.
Tampoco caigas en el otro extremo, que sea un producto muy chico y lo coloques en una caja como si llevaras un mueble.

Si no sabes donde conseguir los materiales adecuados para tu empaquetado revisa nuestro artículo con la información para conseguir empaques y materiales de envío.

Pasemos al etiquetado

Esta información es crucial en el proceso de empaquetado y representa que el material pueda llegar a su destino puesto que contiene todos estos datos, para asegurarte que lo estás haciendo correctamente, lo mejor es que prestes atención a esto que sí y no se debe de hacer, ¡nunca está de más!

Do’s
Asegúrate de tener la dirección completa del destinatario que va a recibir el paquete (Código Postal, calle, número exterior e interior, colonia, municipio, estado).
Si tienes alguna referencia de dónde es ese lugar, inclúyelo ¡nunca sobra!
Imprime de forma clara la etiqueta ¡que sea muy legible!
Todas las etiquetas que te pida la empresa de paquetería colócalas en la misma cara de la caja; es decir, en la más grande.
Pega muy bien las etiquetas al paquete, ponles doble cinta si es necesario.
Don’ts
No uses etiquetas de algún material que se pueda deformar con condiciones extremas (mucho calor o mucho frío)
Por colocarle muy bien las etiquetas, no vayas a ocultar información del destinatario.
Incluye una etiqueta dentro del paquete (por cualquier cosa)
Si te falta algún dato, mejor no hagas el envío, se podría perder.

Si tu envío tiene valor económico y es sensible a daños tal vez quieras considerar asegurarlo, aquí te decimos los casos en los que es conveniente.

Para cerrar hagamos un checklist que te podría servir para el embalaje de cualquier paquete

Tenla a la mano antes de hacer cualquier envío, no importa que sea nacional o internacional, esta información siempre es útil:

Checklist de envíos Guiapaquetería

 Checkbox Conseguiste el papel o material adecuado para amortiguar tu envío; no se rompe y es lo suficientemente resistente para aguantar el trayecto.
 Checkbox Tienes una caja o un sobre que es el correcto; es decir, los artículos caben perfectamente. Si es caja no tiene las esquinas dobladas o maltratadas.
 Checkbox Si es un objeto pequeño, lo metiste en una caja de mayor dimensión para evitar que se maltrate.
 Checkbox Sellaste tu caja con una cinta adhesiva adecuada para el tipo de caja o sobre que vas a utilizar para tu envío (es decir, de embalar)
 Checkbox Tienes los datos completos del lugar y persona a quien le harás llegar ese envío.
 Checkbox Imprimiste las etiquetas en un material que se puede adherir al sobre o caja.
 Checkbox Pegaste las etiquetas en la misma cara del sobre o caja (la más grande)
 Checkbox Dentro de la caja o el sobre, colocaste otra etiqueta con los datos del destinatario por si se llegara a abrir durante el camino.
Si ya cumpliste con todas las anteriores ¡ya puedes hacer tu envío!

Trackbacks/Pingbacks

  1.  ¿Cuándo y cómo asegurar un envío? »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *