Publicado el por

Aunque la mayoría de empresas de mensajería y paquetería en nuestro país son bastante seguras y casi siempre llegan todos los productos que se mandan, es un hecho que hay veces que esta situación podría no cumplirse y precisamente por esa razón te vamos a compartir una serie de tips que te podrían ayudar a quedarte tranquilo cuando hagas tu próximo envío.

Seguro de envío 1

¿Has escuchado de los seguros de envío? Pues si nunca lo has hecho, a continuación te vamos a compartir un poco acerca de este tema, para que así lo tengas mucho más claro y puedas evaluar en qué momento sería lo más adecuado contratar uno. Entonces, ahora sí, checa toda la info y tómalo en cuenta para la siguiente vez que decidas mandar algo a otro lugar de México o el mundo.

 ¿Por qué hay seguros de envío?

Seguro de envío 2

Esto es muy fácil de explicar; tristemente (sobre todo en el servicio terrestre) las carreteras de nuestro país se encuentran expuestas a diversas prácticas de vandalismo en las que, en algunas ocasiones, los camiones de transportación son asaltados o siniestrados. Ante todo, recuerda que lo más importante para cualquier compañía es el bienestar de sus recursos humanos, por lo cual, sus operadores, si llegaran a verse en riesgo, entregarán el cargamento que lleven.

También, aunque la mayoría de los controles de todos los artículos se hace mediante sistemas de computadora o en línea,  es un hecho que mientras intervenga el ser humano, siempre se puede prestar a que haya algún error, por lo cual, podría enviarse a otro lugar, perderse en el camino,  que no sea procesado correctamente, etc, es de ahí que la sugerencia sea poner en práctica la contratación de un seguro de envío.

En qué casos se puede utilizar un seguro de envío:

Seguro de envío 3

Los casos son variados, pero dentro de los más comunes se destacan los siguientes:

  • Cuando mandes algún artículo que tenga un valor superior y que sepas que puede correr peligro mientras se transporta; por ejemplo: una joya.
  • Cuando mandes papeles que son de suma importancia como un acta certificada o alguna identificación oficial.
  • En el envío de documentos o artículos que tengan alto valor sentimental para ti; aunque muchas veces el precio es lo de menos, si se pierde seguramente lo lamentarás mucho.
  • En el caso de artículos que vayan a otro país; de hecho, hay algunas empresas de mensajería en las que debes de contratar un seguro cuando se trata de un envío internacional.
  • En cualquier situación en la que te quieras asegurar que lo que estás mandando llegue a su destino final sin ningún tipo de problema.

¿Cuándo no es necesario?

Seguro de envío 4

Realmente podríamos decirte que casi cualquier tipo de envío, si deseas tener la certeza de que llegue en perfectas condiciones a su lugar de destino, entonces, contrata un seguro de envío.

Hay algunos casos en los que podrías no contratar un seguro y no correr tanto peligro, aunque esto no se te puede garantizar al 100%, tales casos son:

  • Si la distancia entre los lugares son verdaderamente cortas y va por vía terrestre.
  • Al momento de contratar un servicio aéreo y que sea de forma nacional, no es tan común ni tan fácil que se llegue a perder lo que vas a mandar.
  • Cuando los artículos que vas a hacer llegar a un destinatario son papeles, fotografías o documentos que no tienen ningún tipo de valor comercial.

Antes de contratar un seguro para tu envío

Si ya has tomado la decisión de contratar un seguro para tu envío considera los siguientes puntos que te ayudarán en caso de que tengas que reclamarlo.

  • Toma fotos del artículo y de su empaque antes de entregarlo a la empresa.
  • Pide al mensajero que firme una constancia o una copia de la etiqueta de envío, esto te servirá como comprobante.
  • Protege bien el contenido de tu paquete, revisa nuestra guía general de embalaje para más detalles.
  • Guarda el original y copia de la factura de los objetos que envíes, esto es imprescindible para hacer el reclamo y que el seguro sea pagado.

 ¿Cómo hacer para contratar un seguro de envío?

Seguro de envío 5

Esto es muy sencillo y únicamente, tendrás que seguir unos cuantos pasos para lograrlo, aquí te los describimos:

  1. Pregunta en la empresa contratada si cuentan con la posibilidad de asegurar tu envío, si te dicen que sí, entonces, pregunta cuáles son los servicios de aseguramiento que disponen.
  2. Cotiza en varias empresas un servicio similar, podrías ahorrarte alguna cantidad de dinero lo cual, nada mal vendría a tu bolsillo.
  3. Cuando hayas decidido con cuál vas a mandar tus artículos, entonces, llévalo a la oficina y contrata el seguro correspondiente.
  4. Recuerda tener a la mano todos tus datos porque de eso dependerá que pudieras cobrar el seguro (en caso de que sucediera algo con tu envío)
  5. Lleva la factura del producto que quieres asegurar, esto para que quede una constancia de que lo que estás enviando es lo mismo que lo que declaras en la póliza.
  6. Conserva tu comprobante porque es como la póliza que te ayudará a hacer alguna reclamación en caso de requerirlo.
  7. Haz el seguimiento de tu envío a través de GuiaPaquetería, no olvides que independientemente de la empresa que contrates ¡aquí puedes seguirlos todos!, ¡eso es todo!

Si algo se perdió y tenía un seguro, ¿cómo lo puedo cobrar?

Seguro de envío 6

Cada empresa tiene diferentes procedimientos que se tienen que llevar a cabo, pero en términos generales (pasos más, pasos menos) lo que tienes que hacer es lo siguiente:

  1. En caso de que la empresa se entere de alguna situación adversa con tu envío, enseguida te contactará para informártelo. En caso de que no sea así, pero te des cuenta que no llega tu artículo y no hay rastro de él, entonces, comunícate a su call center para pedir una aclaración.
  2. Acude a la oficina con tu comprobante de envío donde se especifica que contraste un seguro y lleva la factura del artículo que mandaste.
  3. Llena el formulario que ellos te entregarán con tus datos personales así como los detalles del envío.
  4. Te asignarán un número de folio con el cual podrás darle seguimiento a tu petición.
  5. Después de un periodo de 20 a 30 días hábiles (dependiendo de la empresa) te regresarán el porcentaje que se declara en el comprobante donde queda constancia de tu seguro, generalmente lo hacen a través de un cheque.
  6. Recibe tu cheque y cóbralo en el banco, ¡ahí se terminará el proceso!

Entonces, ¿sí vas a asegurar tus envíos?

Ahora que ya tienes esta información, seguramente te será mucho más fácil que puedas evaluar si el envío que vas a realizar requiere que lo asegures o no. Nuestra mejor recomendación es que siempre lo hagas, te ayudará a estar mucho más tranquilo de que todo llegue en tiempo y forma, ¡tú decides!

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Puntos generales de embalaje, sobres y empaques »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *